La permanente, el tratamiento que tu mamá y tu abuela se hacían en los setenta para tener el pelo con muchos, muchos rulos está de regreso. ¡Sí! Así como lo estás leyendo, la permanente vuelve a ser una moda en la época de las redes sociales y los smartphone.

Esta noticia es una bendición para las chicas que combaten contra sus rulos, porque significan que de una buena vez van a dejar la planchita. Pero también es una gran duda para todas las que no vivieron los años dorados de la permanente.

La permanente era el equivalente a lo que hoy es el alisado, un método de tratar el pelo muy popular que dejaba muchas dudas sobre si realmente dejaba el pelo sano. Al igual que el tratamiento para tener el pelo lacio y sin frizz, la tecnología ayudó para que hoy estemos segura de que la permanente no te quema el cabello.

Para que la permanente tenga un gran impacto, es recomendable hacerlo en cabellos que lleguen hasta los hombros, ya que cuanto más corto sea, más volumen va a generar.

Otras cosas importantes para tener en cuenta a la hora hacerse la permanente es el tipo de pelo que tenés. Si sos lacia y querés sumarte a esta moda, te vamos avisando que puede que no quede como esperás,  ya que la gravedad de tu pelo va volver a ponerlo en su lugar. Si tu pelo es grueso, la permanente tampoco es una buena opción para vos.

Si no querés quedarte afuera de la moda de la permanente, podés ir probando hacerte rulos pequeños con una buclera, si sos más clásica, animate a los ruleros de la abuela.

¿Te animarías a la permanente? Contanos en  Instagram o Facebook.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *