Alimentación: ¿Que pasa con tu cuerpo cuando salteas las comidas?

Dividir las porciones durante el día ayuda a mantener la energía y el metabolismo rápido. Además de perjudicar tu cuerpo, tu mente también puede sufrir las consecuencias por la falta de una alimentación regular.

Que tire la primera piedra quien nunca miro el reloj y no se acordó de la última vez que comió algo. O quien nunca pensó en todas las cosas que tenía que hacer en el día y concluyó: no voy a tener tiempo de almorzar. No importa el motivo, muchas veces saltear la alimentación es algo muy común en la rutina. Pero los especialistas son bastante enfáticos sobre los efectos que la falta de comida en el organismo puede causar en el cuerpo y en la mente. Como regla general, según los nutricionistas lo correcto es comer a cada tres horas. Pero, ¿Qué pasa cuando no consumís nada en un largo tiempo?

alimentacion

Abajo te damos las respuestas:

Aunque el tiempo necesario entre la alimentación cambie de organismo para organismo, existen varias razones para comer regularmente. Hacer pequeñas alimentaciones a lo largo del día es lo que mantiene el metabolismo acelerado, evitando la disminución de energía y manteniéndose alerta y enfocada, además de impedir excesos en las alimentaciones principales.

  • La mente puede perder productividad

El principal combustible para el cerebro es la glucosa, que generalmente se obtiene en los alimentos ricos en carbohidratos. Los complejos como las frutas, verduras y cereales integrales, son las fuentes más nutritivas de glucosa porque llevan un mayor tiempo para digerir de que los refinados (Además de que son fuentes importantes de nutrientes.) Sin la ingestión frecuente de carbohidratos, el azúcar en la sangre puede disminuir haciendo con que te sientas lenta,  estresada y también dificultando la capacidad de atención.

  • El cuerpo y la mente sienten el efecto

Puede que te sientas incapaz de realizar tareas simples, como contestar los mails, pero vas a lograr enfocarte toda tu atención en las comidas. Cuando dejas de comer por cierto tiempo, el deseo de ingerir algo se hace más fuerte. En el caso de que sigas sin comer podrás empezar a temblar o a sudar como respuesta a lo que tu cuerpo necesita.

  • Será más difícil elegir saludablemente en la próxima alimentación

Cuando las personas tienen mucha hambre, es muy normal que vaya directo a los carbohidratos y dulces, porque son los que llevan el azúcar a la sangre. Sin nutrientes como proteínas para equilibrar el aumento de la glucosa, la ingestión puede hacer con que un pico de glucosa suba muy alto y que luego baje – lo que no es ideal para el cuerpo. Además, cuando el hambre es muy intenso es aún más difícil ser racional y elegir opciones saludables, lo más común es que las personas coman el primero alimento que aparezca.

Y tú: ¿Sueles saltear la alimentación? Cuéntanos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *