Comenzar a ser vegetariano/vegano puede ser muy difícil. Necesita de mucho esfuerzo y determinación, pero, ¿qué pasa cuando uno sale a comer afuera? Las reglas cambian y las tentaciones están latentes.

Uno de los puntos más difíciles de sobrepasar es la mirada de afuera; los padres, amigos, compañeros comienzan a juzgar las decisiones que uno toma. Decidir no consumir carne es una transición que lleva tiempo.

A esto se le suma, que como la mayoría de las personas consumen todo tipo de alimentos, tal vez no piensan en los que están restrigiendo algunos y los problemas comienzan a aparecer. No hay opciones veganas/vegtarias, te tenés que conformar con una ensalada, o unas papas. Siempre hay que ceder, pero para que no te agarre desprevenido, los siguientes tips te van a ser de mucha ayuda.

El primer paso es el que más cuesta, pero la pendiente tiene varias paradas antes de llegar a la sima, y tu perseverancia y actitud son las que te llevarán a afrontar los siguientes pasos.

Pero tranquilo que te daré algunos tips:

1)      Definí con anticipación los restaurantes y los platos, esto evita las indecisiones y la faltante de opciones

2)      En los parques o playas podés preparar sándwiches que te gusten y llevar frutas y jugos.

3)      Si vas a alguna fiesta, podés preguntar si va haber comida para vos, sino realizar tu propio plato y así evitar quedarte sin comida, además, podés terminar de encantar a alguien con tu cualidad culinaria.

4)      Si en el trabajo necesitas algo para picar, puedes preparar las barritas de cereales naturales o llevar frutas picadas.

5)       Si almuerzas fuera de la oficina, podés ir a los restaurantes por quilo, de esta manera podrás elegir entre variedades.

Después de cierto tiempo las cosas comienzan a ser más fáciles y seguro encontrás otras maneras de elegir tu menú sin ningún problema.

Lo importante es que seas persistente y no desistas cuando te falten opciones, porque esto podrá causar peso en la conciencia y echar a perder todo el esfuerzo en NO consumir carne. Aguanta firme… los animales, la naturaleza y tu cuerpo te agradecerán.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *