Ir al salón de belleza es importante para mantener el corte y cuidar el cabello con tratamientos más intensos, pero hacerlo toda la semana es un poco costoso.

¿Sabías que tú puedes cuidar tu cabello en casa utilizando algunos productos específicos y creando una rutina en la hora de bañarse? Pues sí, es muy fácil y yo te voy a dar algunos tips abajo.

Cuidados del día a día

Todos los cabellos necesitan cuidados diarios básicos y específicos para cada tipo de pelo, ya sea en la elección del peine y del cepillo para desenredar, en la línea de productos utilizados en el lavado o en los accesorios, como elásticos o presillas. Son detalles pequeños, pero que hacen la diferencia para mantener la salud de la fibra capilar.

Cronograma capilar

El primer paso, que es indicado para todos los tipos de cabello, es realizar un cronograma capilar mensual. La función de este cronograma es restablecer la hidratación y los nutrientes que el cabello pierde con el tiempo, la temperatura, el clima, etc. Durante cada semana del mes, tres procedimientos se deben realizar en los cabellos para mantenerlos hermosos y sanos.

En el cronograma capilar oficial, las semanas uno, dos y cuatro están compuestas de dos hidrataciones y una nutrición, que siempre se harán en días alternos, con al menos 48 horas de espaciamiento entre cada tratamiento. En la semana tres, son dos hidrataciones y una reconstrucción, procedimiento que devuelve la proteína de los hilos con más intensidad.

Cada uno de ellos tiene un efecto diferente en los hilos y después de hacer el cronograma oficial por algún tiempo, puede hacer cambios en la repetición de procedimientos, pero siempre realizando al menos una reconstrucción por mes y no más que dos.

Cada tipo necesita cuidados adicionales y productos específicos para usar en ese cronograma.

Algunos ejemplos:

Cabellos resecados

Con la exposición diaria al sol, calor, frío y contaminación, las puntas tienden a quedar con aspecto resecado y poco saludable. Por eso, la hidratación es la mejor manera de cuidar este tipo de cabello.

Para tratar sus hilos en casa, devolviendo a ellos el brillo y la salud tan deseados, es importante apostar en máscaras de tratamiento que contengan silicona, sean a base de frutas y aceites vegetales.

Si el frizz también molesta, cuando sea rehacer su cronograma capilar, lo ideal es apostar en la nutrición, que puede ser realizada con aceites vegetales, como el de coco. De preferencia a champú con pH más ácido o neutro a la hora del lavado.

Yo te recomiendo dos productos que son económicos y que realmente te dan resultados.

Fructis Rehidratación 72h, una Crema de tratamiento concentrado que mantiene las fibras capilares fuertes y saludables por mucho más tiempo.

Cómo cuidar tu cabello en casa correctamente

Fructis Nutrición Vitamina – Power vit B6 ampolla actúa en un minuto y es un tratamiento de choque con el poder de las vitaminas para los cabellos que necesitan de transformación.

Cómo cuidar tu cabello en casa correctamente

El cabello rizado

Quien posee cabellos rizados tiende a tener una raíz aceitosa, lo que exige más cuidado. Lavarlos con agua a temperatura amena y evitar peinarlos secos son dos consejos preciosos que dejarán los hilos sanos y mantendrán el efecto quebradizo muy lejos.

Usted puede aplicar una crema de peine específica en los hilos para finalizarlos después de la lavadora, masajeando de arriba hacia abajo para dar volumen y definición. A la hora de peinar, elija peines de dientes anchos. Los más finos tienden a dañar la fibra de los racimos.

Hay dos productos que también me encantan

Fructis Rizos poderosos, es un óleo de 100ml sin parabenos con proteína de fruta y aceite de coco que dejan los rizos definidos por 72hs.

Cómo cuidar tu cabello en casa correctamente

Mascarilla Fructis Hidra Rizos de Garnier enriquecida con extracto de bambu y filloxane especialmente diseñada para cabello rizado u ondulado.. #HaceTodaLaDiferencia

Mascarilla Fructis Hidra Rizos

Cabellos dañados

Los procedimientos químicos que cambian la apariencia del cabello son muy positivos y revitalizantes en el cambio visual, pero pueden dejarlo dañado con el paso del tiempo.

Para estos cabellos, seguir el cronograma es esencial en la recuperación de la salud y el brillo. La reconstrucción capilar se puede realizar dos veces en el mes, para que el cabello se recupere con más fuerza y rapidez.

Evitar el uso excesivo de tablas y secadores es importante para que los hilos puedan ser recuperados en su totalidad. Apueste en la hidratación para nutrir y reponer la proteína de su fibra capilar.

Sin duda, en este caso el producto que más me gusta es la mascarilla Adiós Daños con extracto de amla con Keraphyll para cabellos dañados y delicados.

Cómo cuidar tu cabello en casa correctamente

Cuéntame en los comentarios, ¿ya probaste alguno de estos productos?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *