Hidratar la piel no es sólo una preocupación estética, sino un cuidado con la salud. A través de la hidratación, es posible prevenir la aparición de diversas enfermedades y evitar la entrada de pequeños organismos que pueden causar males a la salud.

Las razones para mantener la piel hidratada son muchas, así como la variedad de crema corporal disponibles en el mercado. A continuación, hay cinco motivos para no dejar de pasar la hidratante diariamente.

1- Los cuidados con la piel y la salud son esenciales. Una piel hidratada mantiene la barrera cutánea íntegra. Esto significa que la descamación y la aparición de áreas de coloración opaca de la piel se impiden, manteniendo así el tono natural o bronceado de la piel por más tiempo. Además, impide la entrada de microorganismos causantes de infecciones bacterianas o fúngicas.

2- La hidratación también es importante para mantener la elasticidad de la piel. Con el paso de los años, la piel queda menos hidratada porque se vuelve más fina, haciendo que el agua existente en ella se evapore. Por eso, es importante mantener la piel siempre hidratada para preservar su salud.

3- Además de hidratar la piel, la mayoría de los hidratantes poseen sustancias que hacen más que eso. Las vitaminas presentes en las cremas permiten que la piel quede más firme, estimulan la producción de fibras colágenas y elásticas y disminuyen las manchas y arrugas.

4- En el período del frío, la hidratación es aún más importante. Este es un período en que prácticamente todos los tipos de piel deshidrata más, ya que la humedad del aire es menor y la gente tiende a permanecer en ambientes más cerrados, sin mucha circulación de aire. Esto aumenta la posibilidad de que la piel se reseque con más facilidad. Y no es sólo la piel de la cara que está sujeta al resecamiento. Si el cuerpo presenta un aspecto blanquecino, es probable que la piel se haya resecado.

5- Otro beneficio de la hidratación es que evita la aparición de marcas como manchas y estrías.

Orientaciones para el uso correcto de la crema hidratante

El mejor momento para aplicar la crema corporal es después del baño, aún con la piel húmeda, para que la absorción sea eficiente. Para potenciar la acción del producto, lo ideal es pasarlo dos veces al día. Otra sugerencia es esperar que el cuerpo absorba la crema antes de vestirse.

Al bañarse, la orientación es no quedarse mucho tiempo debajo de la ducha. Se debe evitar también agua muy caliente y el uso del jabón en exceso, porque retiran la grasa natural de la piel. Esto puede causar resequedad y hasta la aparición, aunque imperceptible, de fisuras y escamas, que favorecen la entrada de los pequeños y nocivos organismos en el cuerpo.

Las áreas con más pelos, como los brazos, el cuero cabelludo y hasta el rostro, generalmente son más grasosos. Las áreas más arrugadas, como rodillas y codos, suelen ser más resecadas y ásperas, por lo que necesitan más hidratación. Además de la aplicación en todo el cuerpo, es importante también preocuparse por las uñas y los labios.

Las pieles normales pueden ser hidratadas una vez al día, ya las pieles muy secas necesitan más atención. En este último caso, la hidratación se puede hacer por la mañana y por la noche, por ejemplo. Es importante, también, dosificar la cantidad de crema para no dejar la piel aceitosa.

A pesar de no dispensar el hidratante, algunos comportamientos son importantes para mantener la salud de la piel. Además de pasar la crema en el cuerpo, la ingestión de dos litros de agua al día es indispensable en cualquier época del año para evitar que el cuerpo quede resecado. El agua es la principal fuente de hidratación. El uso del filtro solar diariamente también es fundamental en cualquier clima.

Además de todas las orientaciones, el uso de un producto de calidad es muy importante, por eso recomiendo mucho la marca Dermaglós.

 

La importancia de aplicar hidratante en la piel diariamente

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *